Hace bastante tiempo que no resumo una de las siempre interesantes entradas que Cecil Adams prepara para The Straightdope, y la de este asunto en concreto me ha parecido perfecta para el blog.. .

Adams inicia su respuesta aclarando al lector que el espacio no es frío sino que más bien carece de temperatura. Ocurre que el espacio actúa como un sumidero de temperatura, es decir “absorbe” el calor de los cuerpos que flotan en él.

La respuesta a lo que le sucedería a un hipotético vaso de agua que se “teletransportase” súbitamente al espacio abierto es que herviría en lugar de congelarse. A medida que la presión del aire decrece, también disminuye el punto de ebullición del agua, lo cual explica que esta hierva mucho más rápido en la cima de una montaña que al nivel del mar. Y esa es la razón por la que los geysers de Encélado – véase foto al inicio - son de vapor de agua.

En el vacío del espacio la temperatura de un objeto sólido flotante consiste en la diferencia entre el calor que el objeto absorbe del sol y el calor interno que el cuerpo irradia al exterior. Y aquí empieza lo interesante, esta temperatura depende de varios aspectos tales como el nivel de reflexión de la superficie del cuerpo, su forma, masa, orientación respecto al sol, etc.

Vemos ejemplos. En el espacio cercano, el aluminio pulido (si se encontrase orientado al sol) absorbería el suficiente calor como para alcanzar unos impresionantes 450ºC. Por el contrario, en una ubicación similar, cierto tipo de pinturas blancas absorberían tan poco calor que su temperatura rondaría los -40ºC incluso en presencia total de la luz solar.

Teóricamente la temperatura de un objeto situado en el espacio profundo debería de estar muy cerca del cero absoluto (-273ºC). Pero incluso en medio de la nada existen partículas y radiación suficientes como para elevar 3ºC por encima del cero absoluto la temperatura de los objetos.

Si hablamos de líquidos en el espacio, estos tienen un punto de ebullición tan bajo que prácticamente se evaporan al instante, y esa es la razón por la que la mayor parte de las sustancias existentes en el espacio son gaseosas o sólidas. Si en plena misión espacial, los conductos de las letrinas de los astronautas sufrieran una fuga que expeliese su contenido al espacio, este herviría violentamente. Casi inmediatamente después, el vapor de las aguas menores pasaría al estado sólido (un proceso llamado resublimación), por lo que si te tocase salir a reparar la gotera te verías envuelto en una nube de finos cristales de orina.

Tras leer el artículo de Admas me asaltaron varias dudas. Si el agua en el espacio se vaporiza De dónde sale el hielo que forma los cometas? La pregunta tiene su intríngulis, porque por otro lado se que la estela de los cometas se forma por la evaporación del hielo a medida que estos pasan cerca de una estrella. Bien, finalmente he encontrado la respuesta en Astroseti dónde si no?

Al parecer, una vez que el agua lanzada al espacio se haya transformado en gas, podría formarse hielo si el gas se encontrase partículas de polvo espacial, las cuales actúan como catalizador. Parece ser que en las frías nebulosas y en las regiones periféricas de las nubes proto-estelares (justo el lugar en el que se forman los cometas) existe mucho polvo, por lo que es precisamente en esas zonas donde el hielo de agua es mucho más abundante que el vapor.

No te acostarás sin saber una cosa más.

Fuente: http://www.maikelnai.es/2009/07/07/en-el-espacio-el-agua-de-un-vaso-se-evaporaria-o-se-congelaria/